domingo, marzo 04, 2007

La que no tenga un palacio, que no tenga un Costus.

"Cartel de la Exposición"

A finales de 1981 la primera Piedad de Costus llegaba a Jérez dentro del proyecto “ANDANA: Pintores andaluces que viven fuera de Andalucía”. Años más tarde, en 1997, el Claustro de Santo Domingo albergó la exposición “Costus: pinturas y esculturas en colecciones andaluzas”. Una década después, su obra visita de nuevo Jerez agrupada en un representativo recorrido por sus series bajo el título “Costus: del Chochonismo Ilustrado a la Serie Andaluza”.

Alcázar de Jerez.

La que no tenga un palacio, que no tenga un Costus”. Se cumplió esta frase con la que Enrique callaba los insistentes consejos de Capi para que pintasen sobre formatos más pequeños y así hacerlos más comerciales. El 3 de marzo de 2007 las grandes puertas de un palacio de origen almohade, el Alcázar de Jerez, se abrieron para acoger durante un mes sus pinturas. Y ellos lo sabían.

Hay quienes dicen que nadie muere hasta que fallece la última persona que le conoció. Y es verdad. Más allá de una muestra de arte contemporáneo, más allá de una pequeña retrospectiva de Costus, más allá de un homenaje a Juan y a Enrique, la inauguración de la exposición “COSTUS: DEL CHOCHONISMO ILUSTRADO A LA SERIE ANDALUZA” fue toda una exaltación de la amistad. Allí estaban y se reunieron una vez más parte de su familia y sus íntimos. Desde Olvido a Eugenia Suñer, pasando por Txomin Salazar, Manolo Cáceres, Capi, etc. Con muchos de ellos tuve la oportunidad de recordarlos, unos me comentaron anéctodas divertidísimas sobre ellos, al mismo tiempo que Olvido confesaba que no “olvidaría” nunca su estancia en las playas de los Caños de Meca, mientras pasábamos a ver el “Muchacho de Sanlúcar”. Juan y Enrique estaban presentes, en ningún momento se les recordó porque no es necesario recordar a quienes están entre nosotros; por un instante parecía que habían ido al baño y en cinco minutos volvían. Todos hablábamos de ellos en presente.

Ricardo Carrero, comisario de la exposición, con amigos de Costus.

El acto comenzó a las 12:00 h. con la típica rueda de prensa e introducción, Ricardo Carrero presentó la exposición a la que tanto tiempo y esfuerzo ha dedicado. Por último, Olvido recordó el perfil humano de la pareja. De su discurso he extraído la cita que le da título a este pequeño artículo.

Subimos las escaleras y allí nos reciben Juan y Enrique, con Zorba y Tula en brazos, inmortalizados por Paco Navarro. En la primera sala “La Marina te llama”, todas las Marinas, una frente a la otra, con sus amplias sonrisas, más bellas, radiantes y altivas que nunca. Entre ellas un regalo de la “arqueología artística contemporánea”, el silueteado de Lola Flores que Enrique Naya pintó para su “Arquitectura Nacional y otros Monumentos”. La Faraona llegaba a casa…

Olvido y Mario Vaquerizo.

No podía ser de otra forma, Los Chulos en el cuarto oscuro, irradiando su fluorescente y potente luz, como me dijo hace tiempo Ricardo “se pasan de modernos 20 años más”.Tras saludar a “La Macarena de a diario”, la misma que daba la bienvenida a los visitantes de la Palma,14, se pasaba a una de las salas más intimistas. Allí encontrábamos artículos diseñados por ellos, objetos personales, gafas, bisutería, posters, carteles, etc. En otra sala algunos de sus famosos retratos como los de su querida Eugenia y Gema Suñer, Sara Montiel friendo el huevo de su pernicioso régimen, Juan inmortalizado junto a Lala en el “Despertar de Quetzalcoalt”... Casi como un éxtasis místico es dejarse llevar por el vivo y rico colorido de las pinturas mexicanas y egipcias. Al final del pasillo, el Mar y su cultura milenaria hecha pintura: “La Andalucía de Séneca”, representada por “Casa de Pilatos”, “Caños de Meca”, “Chico de Sanlúcar” y “Pareja en el arco”.

Julio Pérez Manzanares, historiador de arte y especialista en Costus.

Mientras uno se rodea de su obra pierde completamente la noción de su entorno, del tiempo, de la gente… Costus logran con sus pinturas sumergir al espectador, envolverlo y trasladarlo, de tal forma que te das cuenta de la realidad cuando terminas de ver el último cuadro y exclamas ¡¿ya?!... y es que siempre, siempre, queremos más de ellos. Afortunadamente había una sorpresa deliciosa en forma de conferencia por parte Julio Pérez Manzanares, el mejor conocedor de toda su obra. El chico habló de Costus y su obra de una forma amena, amistosa, cercana y tan emotiva que Olvido no pudo reprimir algunas lágrimas.

Si la noche del 13 de octubre de 1981 había luna llena para recibir “El Chochonismo Ilustrado”, en Jerez el sol con su fuerza y luz nos adelantó ese día la primavera para dar la bienvenida a su obra.


Exposición. "COSTUS: DEL CHOCHONISMO ILUSTRADO A LA SERIE ANDALUZA". Hasta el 30 de Marzo de 2007. Alcázar de Jerez de la Frontera (Cádiz). http://www.costus.es

5 comentarios:

Julio Pérez dijo...

Hola Jose;
Gran crónica, sin duda. A ver si en Hola la hacen, como mínimo, parecida. Y muchísimas gracias por la mención. Siento no haber podido despedirme en condiciones, ya viste como fueron las cosas hasta verme rodeado como en la foto. Supongo que ya te lo diría Ricardo, en cualquier caso reitero su agradecimiento - y el mío- por la asistencia.
Un abrazo fuerte.

Daniel F. Patricio dijo...

Gracias por la información, no sabia nada acerca de la exposición y, por supuesto, que me paso por Jerez un finde...

Eleu dijo...

Jose gozador,
Gracias por compartir tu testimonio del hecho :D
¡Qué ganas de haber estado ahí!
Desde el otro lado del charco,
Bear hug,
Eleu

Eleu dijo...

ay, lo olvidaba:
Un saludo, un poquito atrasado, para ti en el Dia Internacional de la Mujer Trabajadora. Es una vergüenza que los medios de comunicación y las empresas estén convirtiéndolo en un día comercial más, de tarjetitas y regalitos estúpidos. :S
Bear hug,
Eleu

Eleu dijo...

ay, quise decir un saludo para tus amigas! jajaja. me imagino que no te ofendí en todo caso :D